Redes sociales que murieron con los años

No hay nada para siempre y como en todo, las modas vienen y van. Lo que ayer fue toda una sensación, hoy se encuentra en fase terminal y con la sombra de la guadaña sobre la frente. Las necesidades cambian y surgen nuevos productos que las alimentan, o viceversa. Lo mismo sucede con los productos digitales. Mientras vivimos la edad de oro de Facebook, Twitter y YouTube, entre otros, no es fácil predecir qué les deparará el futuro. ¿Te acuerdas del mítico Messenger? Quién pensaría que terminaría así.

Hi5

Fue fundada por Ramu Yamalanchi en el 2003. Para finales del 2007, era altamente usada en Latinoamérica y tenía más de 70 millones de usuarios registrados. Fue uno de los primeros lugares en donde podías compartir fotografías y stalkear personas. Sin embargo, su diseño era sobrecargado y muchas veces las plantillas y fondos llegaban a rayar en el mal gusto. Hi5 poco a poco fue siendo desplazada por Facebook y Twitter.

MySpace

Cuando MySpace nació en el 2003, fue muy estimulante compartir tus gustos musicales con otras personas, o que los artistas aceptaran tus solicitudes para contarte entre sus amigos. Pero poco a poco, MySpace fue perdiendo relevancia y ahora tiene poco con qué competir si se compara con Spotify, SoundCloud, 8tracks o Lastfm. Ni siquiera Justin Timberlake la ha podido salvar del estancamiento.

Fotolog

Antes de Instagram, antes de Tumblr y Pinterest, estaba fotolog. En esa red podías compartir imágenes de todo tipo con tu amigos. Actualmente se promocionan como “el primer sitio web de fotos compartidas con más de 32 millones de usuarios” y aunque le hicieron un makeover a su diseño, es poco posible que vuelva a ser la red siocial de fotografías más socorrida, la competencia ya la sobrepasó.

MSN Messenger

MSN Messenger fue durante años el rey indiscutible de las comunicaciones digitales. Microsoft estaba orgulloso de su pequeño y cada nueva versión incorporaba cambios que los usuarios aplaudían (Dios bendiga los emoticonos y los avatares personalizados). Molaba mogollón. Pero un buen día apareció Facebook; al siguiente, incorporó un chat (de dudosa calidad y eficacia, pero bueno) y las salas de Messenger empezaron a quedar vacías, dibujando un panorama desolador, parecido al de ‘The Walking Dead’. Solo unos pocos testarudos renunciaron a abandonar el barco. Hasta que un buen día de 2011, Microsoft compró Skype y dejó morir a Messenger para centrar sus esfuerzos en esta herramienta mucho más completa y e intentar volver a ser el protagonista.

Quizá las redes sociales se mueven demasiado rápido como para aceptar revivals. Por eso MySpace no ha logrado despegar y es muy posible que Bebo también se quede en el trayecto sin lograr nada. La gente está buscando frescura y novedad, así que la nostalgia parece quedarse solo como un bonito recuerdo del pasado, no como una posiblidad a futuro.

Add Comment